domingo, 18 de marzo de 2012

ASAYAMA ICHIDEN RYU



El tiempo es el peor de los enemigos de los investigadores, pasa inexorablemente y tapa paso a paso los acontecimientos. Esta frase viene a raíz de poder explicar con la máxima objetividad la historia de la escuela Asayama Ichiden Ryu, y encontramos que la información de su inicio queda un poco desdibujada por el tiempo que ha pasado.

Hay un hecho en el cual todos los investigadores de la historia de las artes marciales tradicionales del Japón se ponen de acuerdo, la escuela Asayama Ichiden ryû fue fundada al final del periodo Muromachi. Otra cosa seria describir a ciencia cierta quien fue el fundador. He aquí que nace un dilema, pues los documentos no muestran una sola presunción de la autoría. Aunque resumiendo podemos determinar que la identidad del fundador esta entre Asayama Sangoro Ichidensai y Marume Mondo. En el segundo caso, fundada por Marume Mondo, no se descarta a Asayama Sangoro Ichidensai sino que se le otorga el tercer puesto como maestro principal de esta  escuela. Viendo estas dos opciones se puede mantener que Asayama Sangoro Ichidensai fue una parte importante del desarrollo de la escuela, fuese como fundador o fuese como uno de los personajes importantes de su transmisión, un papel importante en el nacimiento de la escuela o en los primeros años de su andadura.

Asayama Sangoro Ichidensai fue un samurái gôshi, hijo de Asayama Gunben Minamoto, como en otros orígenes legendarios de otras escuelas también se le atribuye una visión divina, en este caso a los 12 años se le apareció Fudô Myôô, el cual según la leyenda le influyó en la creación de esta escuela.

Asayama se desarrolló en uno de los clanes más famosos por las hazañas de sus samurai, el han Aizu, en el cual se han desarrollado en su historia numerosas escuelas. Asayama Ichiden ryû entró en la familia Tanaka. Los Tanaka fue una de las familias importantes de los samurai del clan Aizu, entre otros podemos determinar a Tanaka Gensai que funda la escuela Nisshinkan (dedicada a la educación de los samurai del feudo) y Tanaka Tosa bushi de altas responsabilidades como dirigente del clan que se suicidó al perder, su clan, la guerra Boshin. También entre los maestros principales de la escuela Asayama Ichiden ryu está un Tanaka, concretamente el 12º Soke de esta escuela Tanaka Tomotsu. Tras este maestro el 13º Soke fue Okura Naoyuki, que era el sobrino del anterior, el cual abrió un dôjô denominado Butokukan en Tokyo. El 14º Soke fue Nagamuna Tsuneyoshi que abrió la escuela a la policía por su gran capacidad de adaptarse a las técnicas policiales este traspaso la escuela a su hijo Nagamuna Yoshiyuki y este la transmito a Ueno Takashi.

Finalmente las máximas responsabilidades de la escuela recae en Kaminaga Shigemi como 17º maestro principal. Entre sus alumnos cabe destacar a Kai Kuniyuki el cual con la concesión del Menkyo Kaiden puede en la actualidad expandir la escuela a entre todos sus alumnos y que estos inicien a su vez líneas propias.

La escuela Asayama Ichiden Ryu fue una escuela de Sogo bujutsu, que significa que era una escuela completa, con todos los elementos necesarios para ofrecer a sus miembros las disciplinas necesarias para poder salir con éxito ante cualquier contienda. Así el kenjutsu, el sojutsu, el iaijutsu y el taijutsu, entre otras fue parte del catálogo de la escuela, pero con el paso del tiempo solo se conserva una parte de la escuela la que corresponde al taijutsu, que se encuentra en el Chi no Maki. La especialidad o lo que hace diferente esta escuela de otras es que trabaja con el propio peso, y las proyecciones no son una parte básica de la escuela, generalmente acaba sus técnicas con katame dori, controlando al adversario; esta característica fue la que le posibilitó al maestro Nagamuna Tsuneyoshi la posibilidad de transmitir esta escuela a la policía japonesa.

Este año, el 2012, el maestro Kai Kuniyuki ha concedido el privilegio y responsabilidad de transmitir esta escuela tanto a la escuela Shintaikan como a Seibukan España, responsabilidad que intentaremos llevar a buen puerto con toda la ilusión y esfuerzo necesario.


Pau-Ramon
Shibucho Nippon Budoin Seibukan
Kancho Shintaikan Budo Kyokai

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso expreso y por escrito del autor, interesados contactar en: shintaikan@hotmail.com

martes, 6 de marzo de 2012

SHINTAIKAN YUBIBOJUTSU

El jujutsu tradicional tiene implícito dos tipos de
armas en sus catálogos técnicos. Un apartado técnico está dedicado a las armas
que aumentan el potencial contundente de los puños, los dedos, las manos, etc...;
tanto en los golpes como en las presiones, en este grupo se encuentran los
kakute, hayatejo, yubibo, etc... Otro apartado técnico está dedicado a las
armas que aparte de aumentar la contundencia sirven para realizar técnicas
propias de dichas armas, este grupo se dedica a los tanbô, hanbô, tantô, etc...

Aunque en el segundo grupo, antes mencionado,
también se encuentra alguna arma del apartado que en japonés se denomina
Kakushibuki, o armas ocultas; es en el primer grupo que se generaliza esta
característica. En este grupo se agrupan utensilios cuya cualidad se basa en la
posibilidad de ser mantenidos ocultos hasta el mismo momento de su utilización.
Uno de los subgrupos está dedicado a diferentes tipos de palos que pueden
ocultarse dentro de la mano, que en japonés se denomina Tenouchi (literalmente
en el interior de la mano). La variedad de diseños que se han creado en este
tipo de armas provoca que no se pueda conocer todos los tipos que alguna vez se
han utilizado en las escuelas de jujutsu y taijutsu tradicional, y mucho menos
las denominaciones que se han conocido dichos modelos, es probable que algunos
incluso nunca tuvieron denominación propia, o que fueron tan efímeros que no
alcanzaron la fama suficiente para formar parte de la historia de las armas
utilizadas en la antigua defensa personal japonesa. Por eso muchas veces nos
referimos con el epígrafe general de “tenouchi” una definición muy amplia, lo
que se lleva dentro de la mano.

En la escuela Shintaikan desde hace muchos años y
como arma propia del jujutsu de la escuela se trabaja con el yubibo, un tipo de
tenouchi que se asemeja por su forma y el tipo de agarre a un dedo de madera o
lo que seria más literal un palo dedo, un palo de dimensiones y forma como un
dedo de la mano. Este pequeño elemento de madera, de forma circular de una longitud
de unos 13 a 15 centímetros, y con un diámetro semejante a un dedo, tiene
insertada una cuerda en su parte central para pasar los dedos corazón y medio
de tal forma que sobresalgan los dos extremos, por cada lado de la mano, cuando
el puño está cerrado. Esta forma de agarre ayuda a presionar o golpear al
adversario tanto por la parte de la zona del dedo meñique, como la del lado
pulgar. Para conseguir más efectividad, se desplaza el yubibo por dentro de la
mano, para cambiar su posición y variar las técnicas de ataque. En según que
condiciones se puede golpear con la mano abierta, gracias a la cuerda que lo
sujeta a la mano.


Generalmente con el yubibo se efectúan técnicas de
presión o golpeo. Ambos métodos técnicos son parte de la esencia del jujutsu tradicional. En la categoría del atemijutsu
(el arte de golpear al cuerpo) se encuentra una conexión total con el
kyushojutsu (el arte de conocer los puntos vulnerables del cuerpo y la forma de
atacarlos). Los golpes y presiones pueden dirigirse a las zonas duras o las
blandas:


- Huesos
poco protegidos. Esternón, clavícula, cráneo y huesos de las manos (por ejemplo
para soltarse o escaparse de una presa), entre otros.
- Terminaciones
nerviosas.
-
Tendones.
- Zonas
musculares.

Con los golpes del yubibo, bien dirigidos, se puede
bloquear, o paralizar momentáneamente, las extremidades u otra parte del cuerpo
que el músculo atacado esté relacionado. Los tipos de ataques a estos objetivos
tanto en el caso de los atemi como en de las presiones siguen las estrategias
siguientes:

- Golpes
en ataque, defensivos o en contrataque.
- Presiones
atacantes o defensivas.
- Presiones
complementarias a las estrangulaciones.
- Presiones
complementarias a las palancas a las articulaciones.


La transmisión de esta arma en la escuela Shintaikan
se presenta en tres niveles técnicos: básico, avanzado y superior; y otros de
nivel pedagógico que orienta y prepara a los instructores para ofrecer una
transmisión correcta del contenido técnico, que no tan solo ofrece unos
conocimientos tradicionales sino que también puede ser extrapolable a la
defensa personal, utilizando utensilios cotidianos, y a las técnicas policiales,
ya que con un número de técnicas limitadas, no un programa largo y farragoso se
consigue una efectividad óptima.

Pau-Ramon
Presidente de Shintaikan Budo Kyokai
Honbucho Seibukan Spain.