martes, 6 de noviembre de 2012

BASTÓN POLICIAL EXTENSIBLE

¡Novedad Editorial!
Bastón policial extensible Técnicas de control, intervención y defensa

A la venta a finales de noviembre. En este libro se han expuesto una parte de las técnicas básicas de la escuela Shintaikan del método de bastón policial extensible que ofrecen un abanico adecuado para que los interesados tengan una idea clara de cuál es nuestra línea en la práctica con este tipo de utensilio policial. El programa técnico mostrado en las páginas de este libro ofrece un amplio conjunto de posibilidades en el momento de actuar, puede escogerse entre golpear, luxar, proyectar, controlar, etc., teniendo siempre la iniciativa y, en consecuencia, el control de la situación.
Por Pau-Ramon y Maria-Dolors Montolio
(Grupo Shintaikan)

Video de promoción de este libro en:

En este libro se ha expuesto una parte de las técnicas básicas de la escuela Shintaikan del método de bastón policial extensible, aunque el programa es más amplio hemos creído que las técnicas de base y las aplicaciones que hemos incluido dan un abanico adecuado  para que los interesados tengan una idea clara de cual es nuestra línea en la práctica de este tipo de utensilio policial.

Los beneficios de la práctica continuada, de este sistema, aporta una condición física, que se convierte en un mejor rendimiento  para poder realizar jornadas largas de trabajo. Ayuda a mejorar el control de la respiración y esto permite al agente en las actuaciones policiales, disminuir notablemente el  estrés, proporcionando un mejor control de la actuación.

Otro aspecto a remarcar es el aumento de los reflejos y de la velocidad de reacción, ante imprevistos. La practica continuada también ayuda a una mejor tolerancia al dolor, que se puede traducir en una alta capacidad de reacción, tras haber recibido un ataque. Al agente le aumenta la seguridad y la confianza en si mismo, disminuyendo la cantidad de adrenalina, proporcionando, este estado, un mejor control de la psicomotricidad fina de su musculatura. Con este programa  técnico se tiene un amplio conjunto de posibilidades en el momento de realizar las actuaciones, pueden escoger entre golpear, luxar, proyectar, controlar, etc… Teniendo siempre la iniciativa y en consecuencia tener el control de la situación.

En este libro podrás encontrar los siguientes capítulos:

1.Comentarios históricos de las armas policiales  en el Japón.
2.Las armas auxiliares policiales en occidente.
3.El Bastón extensible en España.
4.Formas de apertura del bastónosiciones del bastón  en la intervención.
5.Técnicas de percusión.
6.Técnicas de bloqueo.
7.Presiones, empujones.
8.Técnicas de intervención (Controles y conducciones).
9.Conducción de un detenido.
10.Proyecciones con el bastón policial.
11.Utilización del bastón replegado.
12.Defensa personal.
13.Liberaciones del bastón  policial.
14.Responsabilidad civil por el daño causado.

martes, 10 de julio de 2012

TANBO GOSHINJUTSU

EL ARTE DE LA DEFENSA PERSONAL CON EL TANBO
TANBOGOSHINJUTSU


En el transcurso de la evolución técnica de un practicante de artes marciales, cuya especialidad se centra en el manejo de un arma, se cuestiona la oportunidad de utilizar las técnicas de su disciplina marcial en la defensa personal. En muchos casos el resultado de dichos pensamientos conduce a renunciar a la derivación de sus conocimientos a la defensa personal, de forma directa no así los conceptos estratégicos, pero bastante limitados al no aplicarlos conjuntamente con el arma, de la cual se es especialista.

Transportar habitualmente las armas utilizadas, en la disciplina en cuestión, es casi imposible e incluso, en la mayoría de los casos ilegal, tanto por la calle como por otros lugares que puedan comportar la posibilidad de utilizarlas en legítima defensa.

Pero hay algunas disciplinas que pueden derivar sus técnicas hacia el aprovechamiento de utensilios cotidianos. Y una de estas disciplinas es el tanbojutsu. El tanbo es un arma polivalente que sirve para practicar un arte marcial tradicional, relacionada totalmente a los conceptos del Budô tradicional (nihon kobudô koryu), en toda la extensión espiritual que esto comporta. También ofrece unas grandes posibilidades para utilizarlo como arma de defensa personal (tanbogoshinjutsu) en su derivación en el aprovechamiento de utensilios cotidianos. Y finalmente es un elemento aprovechado como arma auxiliar policial (keibo shohô).




El aprovechamiento de los útiles cotidianos como armas nace ya en el tiempo del esplendor de la cultura del samurai. Si buscamos entre los libros legados por los guerreros japoneses, de alto nivel técnico, encontraremos diferentes citas sobre este concepto, por ejemplo Yagyu Munemori escribe en su libro titulado Heihô Kaden sho (escritos sobre la tradición familiar de la estrategia guerrera):

“Siempre se ha de ser capaz de utilizar todo lo que se encuentra a nuestro alcance: un simple abanico (sensu), un bastón, una pequeña caña de bambú, etc.. Con el objetivo de provocar la ineficacia del sable del oponente.”

Como se puede observar en estas palabras transcritas de Yagyu Munemori, éste propone la posibilidad de utilizar cualquier elemento a nuestro alcance para el combate o  la defensa personal. Esta idea fue muy extendida entre los guerreros japoneses y surgieron no tan solo utilizaciones esporádicas sino que fueron tan interesantes que algunas de estas propuestas se convirtieron en métodos que fueron transmitidas en el seno de algunas escuelas.

Los Samurai utilizaron utensilios de su vida cotidiana como armas no convencionales, entre otras (1): las pipas de fumar (KISERU), los zapatos de madera (GETA), los palillos de comer (OHASHI) o el parasol (TEGASA JUTSU) del cual la escuela Takenouchi ryu ha legado un completo método. Las técnicas con armas no convencionales no solamente fueron una posibilidad para personas de otras clases sociales, que no fueran la guerrera, que carecían del derecho de portar armas convencionales, sino todo lo contrario, estas técnicas también nacieron y se mejoraron  en las escuelas de los Samurai, verdaderos expertos en el arte de combate, y traspasaron sus círculos para ser adoptados por otras clases sociales.

Si me circunscribo en el tanbô (palo corto) y me introduzco en la hipótesis(2) que basa el origen de esta arma en la reutilización del Hana Neji (variedad de fusta de equitación), como elemento de defensa personal, se puede observar que el tanbô está inscrito en la adaptación de elementos, que no eran considerados artefactos guerreros, como armas.

A pesar que las medidas del tanbô oscilan entre los 30 y los 50 cm., es difícil transportarlo en la actualidad por cualquier lugar, incluso en algunos aspectos es ilegal. Por esta razón el Dôjô  Shintaikan, pionero en el estudio completo de la defensa personal, propone a sus alumnos nuevos enfoques en el arte de combate del palo corto (tanbôjutsu) y más concretamente facilita, con un método singular, la práctica con utensilios cotidianos que suplan el tanbô con suficiente contundencia y efectividad. Alguno de los ejemplos de los instrumentos de uso cotidiano que se pueden reutilizar como arma en el método SHINTAIKAN TANBÔGOSHINJUTSU (El arte de la defensa personal con el tanbô de la escuela Shintaikan) entre muchos otros son:

A.  Revista enrollada.

Un elemento bastante cotidiano en los recorridos, que una persona puede realizar, es una revista, o elementos confeccionados con varias hojas de papel de parecido diseño, como periódicos, libretas, etc... No es muy difícil que en algunos de nuestros movimientos por una zona urbana, e incluso rural, se efectúen con una revista, o similar, en nuestras manos. Es por tanto una opción concreta de utilizarla como elemento útil para la defensa personal.

La revista para ser reutilizada como tanbô se enrolla al máximo, convirtiéndola en un tubo de papel, de esta forma se consigue una dureza considerable, y útil para practicar diferentes técnicas de tanbôjutsu. Los golpes con sus extremos son de mucha efectividad, sobretodo si se dirigen a los puntos débiles del cuerpo humano (jintai kyushô). Cuando se efectúan con la zona lateral, decrece su efectividad, pero pueden ser recomendables bien dirigidos a los kyushô por ejemplo: kuchi (boca), mimi (oreja), hana (nariz), gansei (ojos), Hhinchu (parte frontal del cuello), etc..

También se pueden realizar estrangulaciones, luxaciones y proyecciones si nos centramos en el método de nuestra escuela.


B.  Paraguas plegable.

Un paraguas plegable es también un elemento cotidiano que sirve para la defensa personal, utilizando las técnicas del tanbôjutsu. Su estructura y sus dimensiones lo hacen particularmente útil para suplir al tanbô en momentos de apuro. El paraguas plegable, utilizado para la defensa personal, debe ser de cierta calidad, pues de esta forma la estructura ofrece mayor resistencia, no obstante es posible que tras una acción real de defensa personal con dicho elemento, resulte bastante deteriorado.

Un punto débil del paraguas es la zona de unión entre el mango y el cuerpo central o eje, por lo que es razonable no agarrarlo por el mango, ya que puede separarse con lo cual perderíamos el “arma”. También es muy interesante el conocimiento de los puntos vitales (jintai kyushô) o zonas débiles, para que podamos causar mayor descontrol en el agresor con el mínimo riesgo de romper el paraguas, al no tener que ejercer tanta fuerza en el ataque.


C.  Botellín de refresco.

Los refrescos carbonatados se presentan al público en botellas de medio litro, estos botellines incluso a medio beber, siguiendo el método de la escuela, sirve también como sustituto de un tanbô, tanto atacando puntos vulnerables, como en estrangulaciones o luxaciones.

Desde la escuela Shintaikan invitamos a los interesados en la defensa personal con útiles cotidianos a pedir información de nuestro  método para que ellos mismo lo juzguen y comprueben la simplicidad, la efectividad, la contundencia y la proporcionalidad de las técnicas.


Pau-Ramon
Shintaikan Kanchô sensei
Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso expreso del autor

(1). Para más información sobre las armas no convencionales japonesas se puede consultar la Enciclopedia de las armas japonesas, autor de la cual es el maestro PAU-RAMON.
(2). Hay varias hipótesis relacionadas con el origen del TANBO como arma, a parte de la descrita, todas son de difícil comprobación, a falta de conseguir más bibliografía de origen japonés; por lo que no me decanto por ninguna. A modo de ejemplo se pueden citar algunos orígenes: “SAYA de un WAKIZASHI”, “TANTO enfundado”, “TESSEN para entreno”, “JUTTE”, etc..

viernes, 25 de mayo de 2012

JUJUTSU TRADICIONAL

El Jujutsu tradicional japonés es, como manifiesta el maestro Kai Kuniyuki, la disciplina más importante entre todas las artes marciales japonesas.

El Jujutsu tradicional transmite técnicas contundentes y de una efectividad máxima. Los conceptos técnicos del Jujutsu tradicional son amplios, los atemi, los bloqueos, las proyecciones, las luxaciones, las estrangulaciones, los puntos vitales, etc., son piezas de un engranaje que en un funcionamiento coordinado da un fruto: la efectividad total sin ningún tipo de poder de reacción por parte del oponente, el cual no ha de tener ninguna posibilidad de contrataque.

La escuela Yoshin ryu, del maestro Kai Kuniyuki  es una correcta representación  de lo que se puede entender por jujutsu tradicional. Según los diccionarios la palabra tradicional se define como “perteneciente o relativo a la tradición”. Y tradición conlleva implícitamente, siguiendo las información de los diccionarios, “la transmisión hecha de generación en generación “. Obviamente con jujutsu tradicional nos referimos a una escuela de jujutsu que sigue una línea de transmisión concreta, no a un tipo de práctica que se realiza con un tipo de vestimenta, todo lo contrario las diferentes escuelas de jujutsu tradicional utilizan distintos tipos de ropas para ejercitar su actividad, siguiendo la coherencia que marca su propia tradición. Nadie puede manifestar que practica jujutsu tradicional sino puede demostrar documentalmente que sigue una tradición real.
El jujutsu tradicional, en general, y el de la escuela Yoshin ryu, en particular, estudia y transmite la unificación de diferentes criterios técnicos en cada desarrollo específico. El movimiento del cuerpo, la utilización en su justo momento de la energía vital o del peso del cuerpo, el estudio del equilibrio correcto, etc… Obviamente el jujutsu tradicional se aleja totalmente de la espectacularidad y los movimientos circenses. No busca la exhibición, la exteriorización de unos conocimientos parcos pero que con la velocidad y la colaboración de un compañero pueden engañar a los espectadores, el jujutsu tradicional es una actividad calmada en la cual lo más importante es la interiorización de los todos los conceptos técnicos de tal forma que la ejecución de una técnica tienda a la perfección en cualquier momento, en cualquier instante y ante cualquier adversario. La adquisición del conocimiento pleno de las técnicas del jujutsu tradicional pasa por la profundización al máximo de estas técnicas y solo de esta forma se podrá conseguir una ejecución correcta.
Desgranando algunos de los puntos importantes que el jujutsu tradicional estudia y ayuda a mejorar se puede empezar por el equilibrio. Hemos de conseguir que el oponente esté en desequilibrio, mientras que nosotros estemos totalmente equilibrados. En el caso que el oponente quiera equilibrarse perderá la opción de realizar otra fuerza o el poder de reacción. La línea central del nuestro cuerpo (seichusen) tiene  que estar relacionada  con la línea de ataque. La línea de ataque tiene que ser correcta en sus ángulos. El jujutsu tradicional enseña la forma de utilizar siempre que se pueda los conocimientos de los puntos vulnerables del cuerpo humano, Jintai Kyusho. Estos sirven para desequilibrar, descontrolar o anular al oponente. Los ataques a los puntos vulnerables del cuerpo humano se añaden en las técnicas no están aislados.
Otra faceta muy interesante  es la de controlar e integrar la respiración, y comprender el Kokyu ryoku, la potencia de la respiración y su ritmo. La respiración tiene que estar controlada, consciente que las inspiraciones correctas, llenan el tanden de energía, y con la espiración en el momento oportuno se puede conseguir la máxima efectividad del movimiento. En los desplazamientos se estudia la forma de realizarlos con la máxima estabilidad, se aprende a encontrar la correcta separación de los pies entre si. La eficacia de una técnica está totalmente relacionada con una movilidad apropiada y una estabilidad óptima. Tanto los desplazamientos del cuerpo como una buena estabilidad son necesarios para derribar, luxar, estrangular o controlar al oponente utilizando un mínimo de fuerza.Y este es uno de los principios esenciales del jujutsu, utilizar la mínima fuerza para conseguir el máximo desarrollo de una técnica, la mayor eficacia y un óptimo resultado.

Pau-Ramon
Shibucho Nippon Budoin Seibukan
Kancho Shintaikan Budo Kyokai

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso expreso y por escrito del autor, interesados contactar en: shintaikan@hotmail.com

domingo, 29 de abril de 2012

CURSO JUJUTSU TRADICIONAL ASAYAMA ICHIDEN RYU

El pasado sábado 21 de abril de este año se inauguró la primera sesión del curso de jujutsu tradicional convocado por Shintaikan Budo Kyokai y Seibukan España. En este primer seminario se explicó la teoría del jujutsu tradicional y se practicó las primeras técnicas de la transmisión inicial de la escuela Asayama Ichiden ryu taijutsu escuela que pertenece al grupo de los Koryu japoneses. Escuela fundada por Asayama Ichidensai Shigetatsu al principio del siglo XVII. Esta escuela tuvo una gran actividad y difusión en la época Meiji llegando a preparar técnicamente a grupos de policias de la época.

Con este evento pedagógico se inicia un largo camino para difundir esta escuela a todos aquellos que tengan un sincero interés en conocer la tradición y la esencia de las Artes Marciales japonesas y el Budô correcto, bajo la dirección del maestro Pau-Ramon, el cual ha sido titulado y reconocido por esta centenaria escuela con el aval y tutela del maestro Kai Kuniyuki.


Todos los interesado en ser miembros de esta escuela y adquirir los conocimkientos necesarios para optar a las titulaciones tradicionales de Asayama Ichiden ryu Taijutsu pueden contactar con shintaikan@hotmail.com para recabar más información.

domingo, 18 de marzo de 2012

ASAYAMA ICHIDEN RYU



El tiempo es el peor de los enemigos de los investigadores, pasa inexorablemente y tapa paso a paso los acontecimientos. Esta frase viene a raíz de poder explicar con la máxima objetividad la historia de la escuela Asayama Ichiden Ryu, y encontramos que la información de su inicio queda un poco desdibujada por el tiempo que ha pasado.

Hay un hecho en el cual todos los investigadores de la historia de las artes marciales tradicionales del Japón se ponen de acuerdo, la escuela Asayama Ichiden ryû fue fundada al final del periodo Muromachi. Otra cosa seria describir a ciencia cierta quien fue el fundador. He aquí que nace un dilema, pues los documentos no muestran una sola presunción de la autoría. Aunque resumiendo podemos determinar que la identidad del fundador esta entre Asayama Sangoro Ichidensai y Marume Mondo. En el segundo caso, fundada por Marume Mondo, no se descarta a Asayama Sangoro Ichidensai sino que se le otorga el tercer puesto como maestro principal de esta  escuela. Viendo estas dos opciones se puede mantener que Asayama Sangoro Ichidensai fue una parte importante del desarrollo de la escuela, fuese como fundador o fuese como uno de los personajes importantes de su transmisión, un papel importante en el nacimiento de la escuela o en los primeros años de su andadura.

Asayama Sangoro Ichidensai fue un samurái gôshi, hijo de Asayama Gunben Minamoto, como en otros orígenes legendarios de otras escuelas también se le atribuye una visión divina, en este caso a los 12 años se le apareció Fudô Myôô, el cual según la leyenda le influyó en la creación de esta escuela.

Asayama se desarrolló en uno de los clanes más famosos por las hazañas de sus samurai, el han Aizu, en el cual se han desarrollado en su historia numerosas escuelas. Asayama Ichiden ryû entró en la familia Tanaka. Los Tanaka fue una de las familias importantes de los samurai del clan Aizu, entre otros podemos determinar a Tanaka Gensai que funda la escuela Nisshinkan (dedicada a la educación de los samurai del feudo) y Tanaka Tosa bushi de altas responsabilidades como dirigente del clan que se suicidó al perder, su clan, la guerra Boshin. También entre los maestros principales de la escuela Asayama Ichiden ryu está un Tanaka, concretamente el 12º Soke de esta escuela Tanaka Tomotsu. Tras este maestro el 13º Soke fue Okura Naoyuki, que era el sobrino del anterior, el cual abrió un dôjô denominado Butokukan en Tokyo. El 14º Soke fue Nagamuna Tsuneyoshi que abrió la escuela a la policía por su gran capacidad de adaptarse a las técnicas policiales este traspaso la escuela a su hijo Nagamuna Yoshiyuki y este la transmito a Ueno Takashi.

Finalmente las máximas responsabilidades de la escuela recae en Kaminaga Shigemi como 17º maestro principal. Entre sus alumnos cabe destacar a Kai Kuniyuki el cual con la concesión del Menkyo Kaiden puede en la actualidad expandir la escuela a entre todos sus alumnos y que estos inicien a su vez líneas propias.

La escuela Asayama Ichiden Ryu fue una escuela de Sogo bujutsu, que significa que era una escuela completa, con todos los elementos necesarios para ofrecer a sus miembros las disciplinas necesarias para poder salir con éxito ante cualquier contienda. Así el kenjutsu, el sojutsu, el iaijutsu y el taijutsu, entre otras fue parte del catálogo de la escuela, pero con el paso del tiempo solo se conserva una parte de la escuela la que corresponde al taijutsu, que se encuentra en el Chi no Maki. La especialidad o lo que hace diferente esta escuela de otras es que trabaja con el propio peso, y las proyecciones no son una parte básica de la escuela, generalmente acaba sus técnicas con katame dori, controlando al adversario; esta característica fue la que le posibilitó al maestro Nagamuna Tsuneyoshi la posibilidad de transmitir esta escuela a la policía japonesa.

Este año, el 2012, el maestro Kai Kuniyuki ha concedido el privilegio y responsabilidad de transmitir esta escuela tanto a la escuela Shintaikan como a Seibukan España, responsabilidad que intentaremos llevar a buen puerto con toda la ilusión y esfuerzo necesario.


Pau-Ramon
Shibucho Nippon Budoin Seibukan
Kancho Shintaikan Budo Kyokai

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso expreso y por escrito del autor, interesados contactar en: shintaikan@hotmail.com

martes, 6 de marzo de 2012

SHINTAIKAN YUBIBOJUTSU

El jujutsu tradicional tiene implícito dos tipos de
armas en sus catálogos técnicos. Un apartado técnico está dedicado a las armas
que aumentan el potencial contundente de los puños, los dedos, las manos, etc...;
tanto en los golpes como en las presiones, en este grupo se encuentran los
kakute, hayatejo, yubibo, etc... Otro apartado técnico está dedicado a las
armas que aparte de aumentar la contundencia sirven para realizar técnicas
propias de dichas armas, este grupo se dedica a los tanbô, hanbô, tantô, etc...

Aunque en el segundo grupo, antes mencionado,
también se encuentra alguna arma del apartado que en japonés se denomina
Kakushibuki, o armas ocultas; es en el primer grupo que se generaliza esta
característica. En este grupo se agrupan utensilios cuya cualidad se basa en la
posibilidad de ser mantenidos ocultos hasta el mismo momento de su utilización.
Uno de los subgrupos está dedicado a diferentes tipos de palos que pueden
ocultarse dentro de la mano, que en japonés se denomina Tenouchi (literalmente
en el interior de la mano). La variedad de diseños que se han creado en este
tipo de armas provoca que no se pueda conocer todos los tipos que alguna vez se
han utilizado en las escuelas de jujutsu y taijutsu tradicional, y mucho menos
las denominaciones que se han conocido dichos modelos, es probable que algunos
incluso nunca tuvieron denominación propia, o que fueron tan efímeros que no
alcanzaron la fama suficiente para formar parte de la historia de las armas
utilizadas en la antigua defensa personal japonesa. Por eso muchas veces nos
referimos con el epígrafe general de “tenouchi” una definición muy amplia, lo
que se lleva dentro de la mano.

En la escuela Shintaikan desde hace muchos años y
como arma propia del jujutsu de la escuela se trabaja con el yubibo, un tipo de
tenouchi que se asemeja por su forma y el tipo de agarre a un dedo de madera o
lo que seria más literal un palo dedo, un palo de dimensiones y forma como un
dedo de la mano. Este pequeño elemento de madera, de forma circular de una longitud
de unos 13 a 15 centímetros, y con un diámetro semejante a un dedo, tiene
insertada una cuerda en su parte central para pasar los dedos corazón y medio
de tal forma que sobresalgan los dos extremos, por cada lado de la mano, cuando
el puño está cerrado. Esta forma de agarre ayuda a presionar o golpear al
adversario tanto por la parte de la zona del dedo meñique, como la del lado
pulgar. Para conseguir más efectividad, se desplaza el yubibo por dentro de la
mano, para cambiar su posición y variar las técnicas de ataque. En según que
condiciones se puede golpear con la mano abierta, gracias a la cuerda que lo
sujeta a la mano.


Generalmente con el yubibo se efectúan técnicas de
presión o golpeo. Ambos métodos técnicos son parte de la esencia del jujutsu tradicional. En la categoría del atemijutsu
(el arte de golpear al cuerpo) se encuentra una conexión total con el
kyushojutsu (el arte de conocer los puntos vulnerables del cuerpo y la forma de
atacarlos). Los golpes y presiones pueden dirigirse a las zonas duras o las
blandas:


- Huesos
poco protegidos. Esternón, clavícula, cráneo y huesos de las manos (por ejemplo
para soltarse o escaparse de una presa), entre otros.
- Terminaciones
nerviosas.
-
Tendones.
- Zonas
musculares.

Con los golpes del yubibo, bien dirigidos, se puede
bloquear, o paralizar momentáneamente, las extremidades u otra parte del cuerpo
que el músculo atacado esté relacionado. Los tipos de ataques a estos objetivos
tanto en el caso de los atemi como en de las presiones siguen las estrategias
siguientes:

- Golpes
en ataque, defensivos o en contrataque.
- Presiones
atacantes o defensivas.
- Presiones
complementarias a las estrangulaciones.
- Presiones
complementarias a las palancas a las articulaciones.


La transmisión de esta arma en la escuela Shintaikan
se presenta en tres niveles técnicos: básico, avanzado y superior; y otros de
nivel pedagógico que orienta y prepara a los instructores para ofrecer una
transmisión correcta del contenido técnico, que no tan solo ofrece unos
conocimientos tradicionales sino que también puede ser extrapolable a la
defensa personal, utilizando utensilios cotidianos, y a las técnicas policiales,
ya que con un número de técnicas limitadas, no un programa largo y farragoso se
consigue una efectividad óptima.

Pau-Ramon
Presidente de Shintaikan Budo Kyokai
Honbucho Seibukan Spain.