jueves, 3 de septiembre de 2009

JINTAI KYUSHO, PUNTOS VULNERABLES DEL CUERPO HUMANO

SHINTAIKAN JINTAI KYUSHO
El maestro Kai Kuniyuki demostrando
una técnica de jintai Kyusho.
La escuela Shintaikan, tras un profundo estudio de los puntos vulnerables del cuerpo humano (Jintai Kyusho) durante los cincuenta años de su existencia, con las aportaciones de maestros del máximo nivel posible, como Mochizuki Minoru y Kai Kuniyuki. Ambos maestros han marcado, en su época, un hito difícil de superar. El maestro Mochizuki perteneció a la segunda generación de budoka de elite, una generación que tuvieron como maestros los pioneros del Budô, Kano sensei, Ueshiba sensei, Funakoshi sensei, Takagi sensei, Awa sensei, Ueno sensei, etc…Su currículum fue amplio y marcó la cúspide de su generación en la cual estuvieron integrados Shioda sensei, Nakayama sensei, Kawashi sensei, Anzawa sensei, Otsuka sensei, Miyagi sensei entre muchos más. El maestro Kai Kuniyuki pertenece a la generación siguiente de maestros que rondan la genialidad en las artes marciales. Esta generación de Budoka ha podido disfrutar de un clima óptimo, para la práctica de las artes marciales, beneficiándose de la opción de adquirir los conocimientos transmitidos por las dos generaciones anteriores.

Estos dos maestros son las fuentes de los conocimientos de la Escuela Shintaikan, la cual es fiel a las enseñanzas tanto en el ámbito técnico y estratégico como moral y espiritual. En nuestra escuela es muy importante profundizar en todos los conceptos de las artes marciales tradicionales. Y en las artes marciales japonesas, en el concepto técnico, tiene tres puntales básicos: La técnica, la estrategia y el conocimiento de los puntos vitales. Atacar, con o sin armas, sin una estrategia concreta conlleva el fracaso de la acción, excepto si el azar nos concede la victoria. En determinadas actividades es poco aconsejable dejar ciertos aspectos a la suerte. Sin duda en el arte del combate es poco aconsejable no prepararse al máximo de las posibilidades, para salvaguardar la integridad física y por consiguiente eliminar el peligro de perder la vida. Las técnicas de las artes marciales por sí solas no sirven de mucho. Parece una afirmación imprudente y falta del conocimiento básico de las artes marciales, pero es todo lo contrario. Fortalecer un puño, un pie, manejar con rapidez un sable o un palo, etc...; no es suficiente. Aunque se consiga con éstas la máxima potencia, la máxima velocidad; esto no significa, en ningún momento, que se haya obtenido el principio de la máxima efectividad. Para conseguir la máxima efectividad es necesario tener respuesta a las tres preguntas siguientes: ¿Cómo? ¿Cuándo? Y ¿Dónde?

El cómo es el aspecto del conocimiento de la técnica que se utiliza. Se debe dominar los fundamentos del movimiento, la relación de este con nuestro cuerpo, el desplazamiento, la velocidad, etc... El cuándo descubre la estrategia, o en japonés HEIHÔ o SENRYAKU. De nada sirve, como antes he manifestado, tener un puño muy bien entrenado o utilizar una arma con gran fluidez, si se desconoce el cuándo usarlos. El cuándo nos muestra que lo importante no es tan solo saber una cantidad más o menos idónea de técnicas, sino hay una estrategia que acompañe estas técnicas podemos fracasar por no saber usarlas en el momento adecuado.

Finalmente resta el dónde. O sea saber dirigir nuestra técnica al lugar más apropiado. Estos puntos son los denominados Jintai Kyusho, los puntos vulnerables del cuerpo humano. Siendo de gran importancia el conocimiento de los puntos vulnerables. Shintaikan Dojo ha creado una metodología para que sus alumnos puedan capacitarse, desde un concepto lógico y racional, en el conocimiento de los Jintai Kyusho, para este fin ha constituido tres niveles, básico, avanzado y superior, para poder progresar en este apartado técnico de gran importancia en las artes marciales tradicionales japonesas. La presentación y primer curso conducido por el maestro Pau-Ramon, director técnico de la Escuela Shintaikan, se realizó en el Dojo Budokan de Vilanova del Camí (Barcelona), dojo dirigido por el maestro Pere Soler, dojo que a su vez es la delegación de la escuela Shintaikan en la comarca del Anoia. Con una gran afluencia, con alumnos de Zaragoza, Vilafranca del Penedes, Igualada y de la misma población se presentó el primer nivel de la disciplina Shintaikan Jintai Kyusho.

El maestro Pere Soler mostrando una técnica con yubibo de la escuela Shintaikan, arma que principalmente se basa en el conocimiento de los puntos vulnerables.
En este primer nivel de los conocimientos teórico-prácticos de los puntos vulnerables del cuerpo humano es importante entender y comprender los conceptos básicos de la escuela Shintaikan, ya que estos conceptos son el fundamento para que todas las técnicas de esta escuela tengan la efectividad y el control adecuados. Explicando la localización de los puntos básicos del primer nivel y las condiciones óptimas de ataque.

Para más información de estos cursos o para organizar cursos similares en otras poblaciones pueden contactar los interesados con el teléfono de la Escuela Shintaikan 696085959 o a shintaikan@hotmail.com

Asistentes al curso

No hay comentarios: