lunes, 7 de septiembre de 2009

SENSEI.

SENSEI. 先生


Una de las palabras bastantes conocidas y utilizadas por diferentes practicantes de artes marciales japonesas es “sensei”. Buscando diferentes diccionarios se puede encontrar que la traducción es “profesor, maestro, doctor”. Como se puede deducir es una palabra utilizada en varios ámbitos en la cultura japonesa. Y en cada uno de estos círculos sociales tiene uno u otro significado particular. Para averiguar la etimología de la palabra sensei se puede buscar en la traducción original de los dos kanji que los forman, Sen: antes y Sei: vida; según estos significados se puede confirmar que detrás de la palabra sensei están los siguientes significados: “el que ha vivido antes” o “el que ha nacido antes”, si lo extendemos en el círculo de las artes marciales japonesas, si se me permite la licencia, se puede entender como “el que ha practicado antes”, En todo caso la palabra sensei tiene un significado subliminal de “experiencia”.


En las artes marciales es necesario dos campos obligatorios, el maestro y el alumno. O lo que es lo mismo el sensei y el deshi. Ni el alumno es nada solo, ni en el mismo caso el maestro. El maestro es un personaje mitificado en occidente, es el guía de sus alumnos, pero también la persona invencible, que a todos puede, nada más lejano de la realidad, hay muchos maestros, muchísimos que nunca han luchado realmente, o que nunca han realizado un combate real, pues siempre se ha alejado de los problemas, de la violencia. Es tanto la mitificación del maestro en occidente que hay muchos pseudo maestros que se auto otorgan el titulo de una forma burda. Lo importante de un sensei es su capacidad pedagógica, su ética y sus conocimientos técnicos, filosóficos e históricos

El maestro japonés es una persona que ha vivido más que sus alumnos, si no en tiempo si en experiencias dentro de las artes marciales tradicionales. El maestro es un guía, que acompañará a sus alumnos en el camino que han escogido, camino que el maestro ya ha hecho y el sensei puede enseñar a sus alumnos los peligros del camino, evaluar con profundidad todos los estadios de la vía, y con la experiencia adaptará el paso a cada necesidad individual de los alumnos. Pero el que no podrá es hacer el camino él en vez del alumno. El maestro podrá ayudar al alumno en cada problema porque conoce la globalidad del arte marcial o disciplina que practica.

La responsabilidad del sensei es muy amplia, su función no es tan solo el intercambio de conocimientos por dinero, sino que el maestro de artes marciales tradicionales japonesas es un maestro en toda su extensión de la palabra, y no de una forma honorífica o protocolaria, lo que le convierte en un guía, en una persona a imitar. El sensei tiene todas las capacidades de un instructor técnico pero mientras que las influencias del instructor se limitan básicamente en el tatami, la del sensei se amplían más allá de las técnicas y llegan a la cultura japonesa, a la filosofía, a la ética, etc. El maestro en las artes marciales significa que es responsable de la evolución personal de su alumno, tanto de su evolución física (TAI), no le puede enseñar de forma que se pueda lesionar; como su evolución técnica (GI), el deshi tiene que aprender el que pueda asimilar en cada momento; e incluso de su evolución espiritual (SHIN), no se ha de olvidar que los conocimientos técnicos pueden ser mal utilizados por lo cual tienen que estar atesorados por una persona que tenga todas las virtudes de los antiguos samurai : Lealtad, sinceridad, magnanimidad, cortesía, sabiduría, etc.

El maestro de artes marciales tradicionales japonesas tiene la responsabilidad de vigilar que las técnicas y estrategias contundentes no estén al alcance de personas que los puedan utilizar de una manera indigna e inmoral y lejos de toda ética integrada en el camino filosófico del budô.


Pau-Ramon
Shintaikan Dôjô.
Telf.: 696085959